jueves, julio 18, 2024

CABALLO DESBOCADO. Omar»Caballo» Suarez en libertad condicional. Desde su aparición, no cesaron los hechos de violencia en el SOMU

Desde la liberación de Omar “Caballo” Suarez, varios dirigentes del SOMU (Sindicato de Obreros Marítimos Unidos), y algunos bienes del sindicato, sufrieron una serie de hechos de violencia que son inadmisibles: quema vehículos, balazos en las piernas a un alto dirigente del SOMU Rosario, incendio intencional en un barco “símbolo” en Puerto Madryn, balazos en la casa de otro de los dirigentes opositores al “Caballo”. Todo esto sucedió entre su liberación, ocurrida en el último diciembre, y los primero días de enero de éste año.

“Voy a recuperar el sindicato” amenazó el liberado, sin recordar que había sido expulsado “de por vida” en un Congreso multitudinario que votó masivamente a favor de su separación definitiva.

Omar “El Caballo” Suarez estuvo preso desde septiembre de 2016 acusado y procesado por ser el “jefe y organizador de una asociación ilícita” y haber ejercido “coacción agravada” (extorsión) contra empresarios navieros, “administración fraudulenta” en detrimento del sindicato y de la obra social, fraude, asociación ilícita, lavado de dinero, bloqueo de los puertos y obstrucción de las vías navegables, entre otros ilícitos.

La intervención que lo sucedió, detectó más de cien irregularidades en su gestión, que viene desde 1992. En abril, el Tribunal Oral Nº 4 le permitió el beneficio de la detención domicialiaria por supuestos problemas de salud, con tobillera de control de arresto, fuera de una dependecia carcelaria.

Cada episodio de violencia se inscribió en el daño a algún bien de SOMU, o físicamente a algún dirigente enfrentado con “El Caballo”.

Su libertad condicional estaría en riesgo si se probase mínimamente que el ex dirigente del SOMU hubiese tenido participación en algunos de estos episodios violentos, que dejaron heridos y cuantiosos daños materiales para la organización sindical.

Su historia marca un raid entre los negocios, el poder y la violencia. Acorralado y sin la rede de apoyo político, judicial y gremial que lo supo cobijar durante décadas, Suarez cayó en prisión el 18 de febrero de 2016 por una orden del Juez Federal Rodolfo Canicoba Corral y dispuso la intervención de ese sindicato, a los efectos de evitar la comisión de otra cantidad importánte de ilicitos.

Todavía resuenan sus palabras “voy a recuperar el sindicato”, lo que nunca se supo, de qué forma lo iba a hacer. Mucho de lo acontecido puede darnos una pista.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Más leído

EN COMPAÑÍA DE PULLARO, KICILLOF ANUNCIÓ UNA BASE DE OPERACIONES TÁCTICA...

0
Buenos Aires, 25 marzo. El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció hoy el lanzamiento de una base de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI)...