miércoles, mayo 22, 2024

APRUEBAN EN LA CIUDAD EL PROTOCOLO PARA QUE SE PUEDA ACOMPAÑAR A PACIENTES CRÍTICOS DE COVID-19

La Legislatura porteña respaldó el proyecto por unanimidad. De ahora en más, una persona internada con un cuadro crítico de COVID-19 podrá ser visitada por algún familiar o allegado.

La Legislatura porteña aprobó el proyecto por unanimidad. Ahora, cada centro de salud del distrito deberá implementar el protocolo.

Con 58 votos positivos, las legisladoras y legisladores de la Ciudad aprobaron el plan de acompañamiento, que «deberá aplicarse en los efectores públicos de salud de la Ciudad», aunque el mismo no es obligatorio para los establecimientos privados.

El objetivo del protocolo, según se informó, es brindar un procedimiento seguro que garantice el acompañamiento y la contención tanto para el paciente como para sus familiares. Para poder llevar adelante el mismo, se establecieron una serie de requisitos que debe cumplir una persona para poder visitar a un paciente internado: tener entre 18 y 60 años; gozar de buena salud en general; no presentar factores de riesgo; y no estar embarazada.

Si bien las visitas a los pacientes con otras patologías ya se encontraban permitidas, también están contempladas dentro del nuevo protocolo del Ministerio de Salud de la Ciudad.

Según un comunicado de la cartera sanitaria porteña, la posibilidad de la visita será comunicada por el hospital a los familiares, quienes deberán seleccionar a una persona del entorno con las características adecuadas para que se acerque a la institución y pueda estar con el o la paciente internada.

Una vez allí, recibirá la explicación detallada del procedimientos y las circunstancias en las que se desarrollará el encuentro. Previo a ese momento, se informará sobre los tratamientos médicos y se anticipará el estado actual del paciente, para reducir el impacto emocional durante el acompañamiento.

La persona que ingrese en la visita podrá llevar fotos, motivos religiosos, o algo de valor emocional para la persona internada. Cuando la visita sea a pacientes con COVID-19, se deberán cumplir con las normas de bioseguridad correspondientes: la persona deberá utilizar el Equipo de Protección Personal, tal como lo hace el personal de salud.

Cuando se realice la visita, la persona que ingresa será informada sobre los procedimientos adecuados y deberá firmar un consentimiento en el que se detallan las normas a cumplir y los potenciales riesgos que la situación supone.

El tiempo del acompañamiento se evaluará de acuerdo a las circunstancias propias de cada caso; y siempre que la condición del paciente lo permita, se debería brindar al allegado la posibilidad de entablar una comunicación con el resto de la familia a través de dispositivos digitales.

En tanto, cada centro de salud deberá implementar el nuevo protocolo teniendo en cuenta las distintas características que pueden presentar las instalaciones, el personal de salud disponible, entre otros puntos clave.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Más leído

EN COMPAÑÍA DE PULLARO, KICILLOF ANUNCIÓ UNA BASE DE OPERACIONES TÁCTICA...

0
Buenos Aires, 25 marzo. El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció hoy el lanzamiento de una base de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI)...