miércoles, abril 17, 2024

RECURSOS GENETICOS DE LA BIODIVERSIDAD: UNA OPORTUNIDAD PARA ARGENTINA. Por el Lic. Diego Moreno, Secretario de Política Ambiental en Recursos Naturales de la Nación 

 

Se publicó en el Boletín Oficial la Resolución Nº 410/2019 que regula la utilización de recursos genéticos en actividades de investigación y en el desarrollo de nuevos productos buscando prevenir el problema de la biopiratería.

La Argentina es uno de los países con mayor riqueza de especies silvestres a nivel mundial. También es un país con un desarrollo relevante de su sector de ciencia y tecnología. Estas dos condiciones, son la base para pensar en las oportunidades que se abren en los próximos años, respecto al desarrollo de la biotecnología a partir de la exploración de los recursos genéticos que derivan de la biodiversidad.

Los animales, las plantas, los hongos y los microorganismos poseen miles de recursos genéticos que la biotecnología puede utilizar como materia prima de procesos de creación de productos con un alto valor añadido. Hay varios sectores que son relevantes, y representan en Argentina una oportunidad: el cosmético, farmacéutico, alimenticio y el agro. Estamos hablando de un mercado global de miles de millones de dólares anuales.

La Secretaría de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, viene impulsando una política nacional, en coordinación con las provincias y otros organismos nacionales, tendiente a generar los instrumentos necesarios para promover las actividades de investigación y el desarrollo de tecnología, y al mismo tiempo resguardar nuestros recursos de la biopiratería, consistente en la apropiación indebida de recursos genéticos.

Para ello, nuestro país es parte desde el año 2017 del Protocolo de Nagoya, un instrumento internacional que tiene por objetivo la participación justa y equitativa de los beneficios derivados de la utilización de recursos genéticos. Desde ese momento, la Secretaria de Ambiente conjuntamente con el Programa de Naciones para el Desarrollo ejecuta un proyecto con financiamiento internacional que permite formar capacidades institucionales a nivel nacional y provincial y fortalecer el marco normativo en la materia.

En el marco de ese proyecto y conjuntamente  con un grupo de investigadores de IncuINTA se está explorando el uso de recursos genéticos de guanacos silvestres como una fuente biotecnológica, ya que poseen unos anticuerpos que por su pequeño tamaño y conformación, tienen propiedades especiales que los posiciona como moléculas con gran cantidad de aplicaciones. El proyecto permite generar la  información necesaria para establecer si es posible realizar el desarrollo de un producto (podría ser una vacuna) como estrategia preventiva para la diarrea por rotavirus, ya que es el principal agente productor de diarrea aguda infantil a nivel mundial, y que pueda llegar a los consumidores en el marco del Protocolo de Nagoya.

Es en este mismo sentido, que se dictó la Resolución Nº 410/2019 de la Secretaria de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, que regula la utilización de los recursos genéticos de la biodiversidad, impulsando la investigación hacia nuevos descubrimientos.

Esta Resolución, por un lado busca simplificar los trámites que recaen sobre investigadores usuarios de recursos genéticos, estableciendo un régimen simplificado para la investigación con fines no comerciales, y por otro lado, fija pautas y procedimientos claros y transparentes que deberán cumplir aquellas personas que utilicen recursos genéticos con fines comerciales, para la producción de nuevos materiales, productos o dispositivos; procesos y sistemas.

El desafío consiste en lograr que los institutos, laboratorios y empresas usuarias de recursos genéticos, inviertan en actividades de investigación y desarrollo fortaleciendo al sector científico argentino y compartan alguno de los beneficios obtenidos canalizándolos hacia la conservación de la biodiversidad y la utilización sostenible de sus componentes, tal lo reflejado en el Protocolo de Nagoya.

En conclusión, esta norma de acceso a los recursos genéticos representa una oportunidad para fomentar un modelo de desarrollo que no se base en la destrucción o perdida de ecosistemas y especies, sino todo lo contrario, que a partir de las actividades de investigación y desarrollo sobre los recursos genéticos o sus compuestos bioquímicos se pueda innovar en la producción de bienes y servicios, con alto valor agregado, promoviendo la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad, como fuente de esos desarrollos.

 

Por el Lic. Diego Moreno, Secretario de Política Ambiental en Recursos Naturales de la Nación  y Micaela Bonafina – Coordinadora  del proyecto GEF PNUD

 

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Más leído

EN COMPAÑÍA DE PULLARO, KICILLOF ANUNCIÓ UNA BASE DE OPERACIONES TÁCTICA...

0
Buenos Aires, 25 marzo. El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció hoy el lanzamiento de una base de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI)...